Visita nuestro sitio Web apuesta y gana 
https://meridianbet.com.co/es/apuestas

El colombiano Egan Bernal pasó a la sombra del británico Geraint Thomas, cedió el protagonismo del equipo favorito, el Ineos, al defensor del título tras la primera etapa montañosa del Tour de Francia.

El arreón final del galés, que le situó a la cabeza de los favoritos, se llevó por delante buena parte de la presión que pesaba sobre las espaldas de Bernal, que a sus 22 años y medio se encontraba en medio de un enorme revuelo de expectación.

En un día, el planteamiento del Tour ha cambiado. Thomas es ahora el favorito colectivo y el colombiano, que ocupaba para muchos ese rol en la salida de Bruselas, se ha visto en un segundo plano, una posición que puede serle beneficiosa. No podemos olvidar su edad, tiene mucho que aprender. Ya le he dicho que se fije en Thomas si tiene dudas, que sabe lo que hay que hacer sin enloquecer”, afirmó el director deportivo del Ineos, Nicolas Portal.

Desde Bruselas, el equipo británico ha optado por mostrar un plantel con dos líderes. Uno, por peso propio, por ser el defensor del título, como principal baza, pero sin esclarecer la estrategia real del equipo, que contaba en sus filas con la joven promesa colombiana que llegaba tras haber ganado la pasada Vuelta a Suiza. “Ver a Geraint Thomas a ese nivel nos serenó a todos, sobre todo a Egan Bernal, que se quitó un poco de presión. Hay mucha expectación a su alrededor y su público espera mucho de él, sobre todo en Colombia”, indicó el director francés.

Al ciclista colombiano no parece molestarle incrustarse en la estrategia del Ineos, que en el pasado ya ha sabido hacer fructificar un doble liderato. Bernal comenzó este Tour entre dos influjos: el de su compañero Thomas y el de su compatriota Nairo Quintana. El colombiano corre su segunda gran vuelta, tras el Tour del año pasado y aspirar a ganarlo con su edad supone una gesta que le convertiría en el ganador más prematuro desde 1935.

Fuente de informacion AQUI