La escuela del Flamengo es una cuna de talento. El equipo rubro-negro cultiva y exporta. El pasado domingo, en la final del Campeonato Brasileiro sub 17, expuso al mundo la exhibición de su última joya, un chico nacido en 2002 y que desde que tenía ocho años forma parte del club cuyo símbolo más grande es Zico, el Pelé Blanco. Su nombre es Lazaro Vínicus Marques (17-3-2002).

En la ida de la final, y con el Corinthians como rival, Lazaro se salió. Su equipo ganó 3-4 con dos goles suyos y otro que llegó después de que estrellara un balón en el palo. El sábado se disputa la vuelta en el que el Flamengo parte con ventaja en el estadio Kleber Andrade para conquistar un título en cuyo camino dejó al Sao Paulo en semifinales.