Frente a las críticas de varias Federaciones de las diferentes disciplinas y las delegaciones de varios países, el Comité Olímpico Internacional (COI) analiza la posibilidad de no realizar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y postergarlos para una fecha que está por definirse y que sería anunciada en los próximos días.

La decisión, que ha tardado en ser comunicada, mientras que el coronavirus sigue causando estragos en el mundo y se hace más difícil de contener en países como Italia y España, significaría la cancelación de las máximas justas del deporte mundial por tercera ocasión, luego de que durante la Primera y Segunda Guerra Mundial se asumiera la misma postura por parte de la organización que rige la competencia.

Y aunque en principio, el Comité había afirmado que todavía quedaba bastante tiempo para tomar la decisión y que los cuatro meses restantes eran suficientes para que todo volviera a la normalidad y, con seguridad, los atletas llegaran a tierras asiáticas, lo cierto es que la falta de práctica por parte de algunos y los eventos clasificatorios que faltan por disputarse serían los que llevaron a esta determinación.

En total, un 43% de los deportistas que deben participar en el certamen no se han clasificado a los Juegos y, mientras el tiempo corre, es cada vez más difícil la organización de los eventos que van a entregar este cupo, la preparación de los atletas y la realización de un evento de este tipo en medio de un mundo convulsionado por una pandemia que ha llevado a la suspensión de una gran mayoría de eventos como la Copa América y la Eurocopa, entre otros.